Semanario Cambio 2000 Carhué  
Secciones
El Distrito
Edición Gráfica
Servicios
Diarios Nac
Diarios Internac.
 
Correo de lectores

Cuando el tiempo se llama historia
En ediciones publicadas en los semanarios locales, nos dicen que el gobierno municipal tiene previsto impulsar perforaciones en distintos lugares con el fin de obtener aguas a temperaturas considerables para ser aplicadas en uso humano. Nos parece bien teniendo en cuenta que llevamos 20 años de inútiles proyectos.
Este hecho nos obliga a expresar experiencias que son parte de historias lugareñas. A principios de siglo Carhué tenía un desarrollo importantísimo en la región motivado en una gran parte por ser ya receptor de corrientes turísticas basado en las curas llevadas en el Lago Epecuén, que disfrutaba las bonanzas de un ciclo húmedo que permitía servicios muy próximos a los hoteles afincados en la ciudad cabecera.
Lamentablemente el ciclo húmedo empezó a decaer y el agua de Epecuén en retirada por un lado y la demanda turística en pleno crecimiento por otro generó la aparición, en aquellos años, de la friolera de siete balnearios.
Ante tal realidad se decidió en los años 1936/37 recurrir a perforaciones. La primera se realizó detrás de lo que es hoy el Hotel Buenos Aires, la segunda en un terreno lindero al chalet de la familia Balbín, el tercer pozo al costado del complejo Minas Epecuén y un cuarto pozo se efectuó al noroeste del Lago Epecuén, en lugares donde funcionaba el complejo salinero Tres Lagunas.
Este último pozo estuvo dando agua hasta que fue cubierto por la última inundación. Eran aguas frescas en verano y tibias en invierno. Lo que no puedo asegurar es la profundidad. Recuerdo la máquina, era las que se usaron en perforaciones petrolíferas con la clásica cigüeña movida esa vez por un motor de trilladora.
Considero que Carhué aspira a recuperar sus intereses perdidos en materia de un turismo que lo llevó a un reconocimiento nacional y mundial. Lamentablemente lleva un paso extremadamente lento.
Lo sucedido en la Villa Turística Epecuén debe considerarse con más seriedad, los aportes técnicos del caso hasta el momento son limitados considerando a Carhué ciudad. No olvidemos que las Encadenadas de Oeste fue un capricho de la naturaleza, que habría dos en América del Sur, que sus cursos corren de este a oeste. Epecuén no pertenecía a ese sistema. La mano del hombre fue su causal, por esto hoy resulta que es el punto más bajo de 27.300 km2 aproximadamente.
¿No será momento para empezarnos a dar cuenta que estamos realmente lejos de nuestras necesidades de futuro?.
Julio Fernández Badié - Carhué

Es una vergüenza
Soy una ciudadana nativa de este pueblo. El fin de semana largo vine a pasarlo con mi familia y me vi en la necesidad de ver a un pediatra. Llamé al hospital preguntando por el pediatra de guardia, me contestaron que no había, cosa que no entendí.
Pregunté sí no sabían de algún pediatra que se encontrara en la ciudad, tampoco supieron responderme, lo cual lo entiendo porque al no haber guardias de pediatría el médico no tiene la obligación de permanecer en la ciudad.
Acrecienta mi angustia y trato de ubicar al Dr. Lanzilotta que por suerte se encontraba en Carhué y atiende a mi hijo al cual estoy agradecida. Quiero aclarar que no era una extrema urgencia.
Es para reflexionar: el hospital de Carhué no cuenta con médico pediatra de guardia, es una vergüenza. Ojalá las autoridades a quien corresponde solucionen pronto este problema. Se trata nada más ni nada menos que de la salud de nuestros hijos.
Claudia Wagner

¿A quién?
Con indignación una vez más me pregunto a quién es la burla, ¿a mí que estoy viva o a mis hermanas qué ya no están?. Lamentablemente hay que decir las cosas porque yo también pago los impuestos y ya me he quejado a las autoridades municipales cuando quisieron robar las placas de mis hermanas en el cementerio y luego las flores en varias oportunidades fueron sustraídas.
¿A quién me quejó si no hay seguridad?. Para el aniversario llevé nuevamente flores que a mi también me cuestan y al segundo día regresé y me encontré con la sorpresa que ya no había nada. No es la primera vez que me pasa, es solo en los nichos de mis hermanas, por eso pienso que es una burla. También digo que tiene que haber seguridad porque ni a los muertos dejan en paz.
Por favor pido a las autoridades que hagan algo y a los malvivientes un poco de respeto. Mis disculpas a todas las autoridades porque de una u otra manera tengo que expresar mi dolor.
Elisa Uribe Echevarría - Carhué

Indignación y falta de respeto
Los abajo firmantes dejan constancia de la mala atención y falta total de seguridad en una unidad de la empresa Río Paraná.
El día 20 de junio de 2005, siendo las 18:00 hs., sale desde la terminal de ómnibus de Carhué una unidad de la empresa Río Paraná con destino a Bahía Blanca, llevando a un montón de seres humanos parados como ganado, habiendo pagado boleto como si ocuparan un asiento, también soportando la mala atención y la falta de educación de los “señores” que atienden la boletería del Río Paraná en esta terminal.
Marta Eleisegui, Mario Rissone, Mauricio Montesano, Francisco Mock.
Además firman la nota otras 11 personas.

Chatarrería con camiones y acoplados... ¿Suciedad y Alimañas? ¿Dónde?
En las calles Dorrego y Avellaneda, hay camiones y acoplados, simplemente porque pertenecen a gente que trabaja humilde y dignamente por el crecimiento de su pueblo en el sector agropecuario, que hace muchos años paga todos los impuestos correspondientes a ese terreno, preocupándose por la limpieza, la prolijidad y el orden, tratando de no perjudicar, humillar, ofender, ni agredir a nadie.
Cuando se publica una nota de la naturaleza como la que se publicó el día 22 de junio, hay que tener fundamentos claros y coherentes, y ver un poquito más allá, aquellas cosas que realmente afectan al turismo de esta “Patria Chica”.
Simplemente quería defender, con fundamento y tenacidad, las cosas que quiero y las cosas como son.
D.N.I.: 21.979.643 - Carhué

 
 
 
 
© 2004 www.cambio2000.com.ar // Diseño Web