Edición On Line
Año XI- N° 620 - 12-11-15
Carhué - Argentina
COMUNICADO DE PRENSA
Preocupación de editores de Cadypba por las promesas de devaluación
“Los editores de diarios y periódicos de la provincia de Buenos Aires nucleados en Cadypba, manifestamos la más seria preocupación por los anuncios de devaluación del peso, anticipados por economistas del Frente Cambiemos, en caso de ser gobierno a partir del próximo 10 de diciembre”, expresa el comunicado de prensa firmado por Jorge Déboli, José Cáceres y Guillermo Fossaluzza, presidente, vicepresidente y secretario, respectivamente, de la Cámara de Diarios y Periódicos Pymes de la Provincia de Buenos Aires (CADyPBA).
“Dicha preocupación -añade- no es sólo por la forma en que, un aumento del dólar -moneda a la cual está atado el precio del principal insumo, el papel para diario-, impactará directamente sobre la ecuación económica de nuestras editoriales, sino también la forma en que afectará la libertad de información a nuestros lectores a través de la palabra escrita”.
“Ya en 2002 los editores de diarios y los lectores, sufrimos las consecuencias de dejar librado al ‘bendito’ mercado el valor de la moneda estadounidense, cuando de un día para otro pasamos de pagar el papel diario de $ 500 a $ 2000 la tonelada, lo que provocó en las pequeñas empresas gráficas locales, un desfinanciamiento de su actividad que, para evitar su cierre, se vieron obligadas a ajustar costos, principalmente por cuatro vías: a) Precarizando sus recursos humanos; b) Comprando menos papel y por ende entregando menos contenidos a sus lectores; c) Endeudamiento fiscal de aportes patronales y tributarios; d) Postergando la actualización a las nuevas tecnologías”, señala el comunicado.
“Este tipo de ajustes a los que se verían obligadas las pequeñas empresas periodísticas gráficas, redundará en un producto cada vez de inferior calidad, convirtiendo la actividad en un círculo vicioso, sin solución de continuidad; situación ésta, que se manifestará sobre todo, en aquellas comunidades que no superan los 40 mil habitantes, dado lo limitado de sus mercados de lectores y anunciantes, de donde provienen sus ingresos genuinos”, sostiene.
“Además, este tipo de ajustes afectará seriamente la libertad de informar a través de la mirada local, ya que lleva a las empresas periodísticas, a relegar la información del segmento nacional e internacional, fortaleciendo aún más, a las grandes cadenas informativas y medios gráficos editados en la ciudad de Buenos Aires, que hegemonizan la agenda periodística nacional”, concluye el comunicado fechado el martes 10 de noviembre de 2015.

Publicado el 12-11-15