Edición On Line
Año XI- N° 620 - 10-11-17
Carhué - Argentina
SITUACIÓN HÍDRICA
“Se ha consensuado cerrar las compuertas del Desvío del Pigüé por otros 30 días”, afirmó David Hirtz
Ante la inexistencia de peligro para Carhué, la Comisión Asesora Hídrica local adoptó la decisión de que las aguas del arroyo sigan ingresando a Epecuén, después de no haber podido dar cumplimiento al gesto de buena voluntad sellado con Guaminí, a causa de la inoperabilidad de una de las exclusas. En tanto, se sigue adelante con los monitoreos.
Reunión en la Sala Roja. Tuvo por objetivo aclarar conceptos e informar a la opinión pública sobre la situación hídrica.
Una reunión de la Comisión Asesora Hídrica local, se llevó a cabo en la mañana del pasado viernes 3 en la Sala Roja del Palacio Municipal, en la que participaron también los medios de prensa, entre ellos CAMBIO 2000, dado que la misma tuvo por doble objetivo no sólo abordar la problemática hídrica, sino clarificar conceptos ante la opinión pública, dado que tal como lo precisó el intendente David Hirtz al inicio de la convocatoria, “en determinado momento se había generado mucho ruido en torno al tema, por parte de nuestros vecinos, sobre todo en lo que hace a redes sociales, donde aparecieron y aparecen comentarios y respuestas individuales y personales, de un lado y de otro, y entendemos que ante ello debemos informar en qué situación estamos”.
“La idea tiene que ver con actualizar todos los datos respecto a la situación de la Cuenca, a las mediciones, y a los aforos, ya que la comisión aforadora está trabajando semanalmente o cada diez días, lo que es importante, porque eso nos mantiene totalmente actualizados”, destacó Hirtz.
En ese sentido, tras el correspondiente diálogo entre los integrantes de la Comisión Asesora, Hirtz resumió al respecto que “en la última reunión que habíamos mantenido, habíamos decidido acordar con la Dirección de Hidráulica el cierre de las compuertas del Arroyo Pigüé, para que el curso del arroyo ingrese al Lago Epecuén, como una forma de contribuir a descomprimir la situación de nuestros vecinos de Guaminí. Pero esto fue posible a medias, porque una de las compuertas del desvío no estaba operable, y durante todo este tiempo que ha transcurrido, siguió derivando una buena cantidad de agua a la Laguna del Venado”.
“Recién esta semana (por la que pasó), ha sido posible reparar la totalidad de esas compuertas, y hoy el sistema está operativo; por ello, en esta oportunidad nos encontramos justamente discutiendo y acordando proceder al cierre de esta compuerta que no estaba operativa para derivar efectivamente ese curso de agua a Epecuén, y para seguir monitoreando, tal como lo habíamos acordado, qué tipo de impacto tiene esto, y qué lluvias se producen”, expresó.
MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN GRÁFICA DE CAMBIO 2000

Publicado el 10-11-17